Los beneficios de cantar

El ser humano es un ser social por excelencia, por eso, la capacidad comunicativa no debe ser restringida en lo más mínimo, se debe fomentar.
Los beneficios de cantar sólo o en grupo, pueden resumirse en el bienestar general de todo el organismo. 

Cantar y la secreción de endorfinas
Esta actividad aporta beneficios indudables en cuestión psicológica. Si las madres cantan a sus bebés en la cuna antes de dormirse, es porque esa música favorece la secreción de endorfinas en el cuerpo del niño.

La endorfina es una hormona que favorece el bienestar de las personas, provocando incluso la euforia. Los efectos en un adulto son los mismos y el canto favorece más la secreción de esta hormona. Que cantemos bien o mal, el proceso sigue siendo el mismo para todo el mundo.

Al cantar nos esforzamos en hacer intervenir nuestra respiración, con el fin de alcanzar las tonalidades deseadas. Se trata de un proceso en el cual cada una de las inspiraciones provoca una relajación muscular estimulante, así como la endorfina. Al igual que en el yoga, los músculos se relajan y se oxigenan.

Al cantar se aprende a visualizar el aire y el sonido que remonta a lo largo de la columna vertebral. De esta forma, el canto es un antiestrés natural. Permite liberar eficazmente las emociones que en muchos casos son el origen de tensiones inexplicables.

El canto, un deporte completo
Aparte de los efectos positivos del canto sobre es estado de ánimo, se puede considerar que es un verdadero deporte. En un primer tiempo, esta actividad mejora la respiración. No hay nada más normal que sentirse relajado después de haber cantado. Una persona se siente agradablemente distendida y sus tensiones musculares desaparecen.

En una época en la que el modo de vida provoca que tengamos una respiración cada vez más superficial, el canto recobra todo su sentido. Por otro lado, los músculos abdominales se ven muy solicitados al cantar, concretamente cuando deseamos aumentar el tono o mantener una tonalidad durante más tiempo. En realidad se trata de una buena alternativa para quienes desean reafirmar el vientre.

Además, el hecho de cantar requiere mantener una postura correcta. Esta actividad obliga a tener derecha la espalda, a distender los hombros, a colocar correctamente la pelvis hacia adelante, y alinear el mentón. Igualmente, esta actividad tiene la ventaja de trabajar los músculos dorsales, reduciendo así los dolores de espalda.

Al cantar, la piel del rostro se vuelve más elástica, puesto que todos los músculos se ven solicitados. También, el canto evita el relajamiento cutáneo de la cara, retrasando la aparición de arrugas. Y es que cantar, es como practicar una actividad física.

Gertraud Berka-Schmid, psicoterapeuta y profesora de la Universidad de Música y Arte de Viena, señala que investigaciones recientes indican la necesidad de que el canto sea recomendado, e incluso recetado, por lo médicos.

La especialista critíca la privación del canto ejercida por algunos padres y maestros, ya que prohibirle a los niños cantar es privarlos de su capacidad de personificación, de hacerse persona. Además, se coarta su vitalidad y la posibilidad de vivir la experiencia del sonido.

La psicoterapeuta define cantar como la respiración estructurada que explica el efecto fisiológico de la respiración profunda, abdominal. Al cantar, dicha respiración se mantiene y, según la médica, se convierte en un masaje para el intestino y en un alivio para el corazón.

Dado que esa respiración suministra aire a los pulmones permite impulsar y favorecer la circulación sanguínea, mejorando al mismo tiempo la concentración y memoria.

Al reforzar la actividad de los nervios parasimpáticos, el canto compensa la actividad nerviosa simpática del organismo y proporciona tranquilidad, lo cual es una cura fundamental para los males que se viven hoy en día tan asociados a la vida agitada y el estrés contemporáneo.

También, favoreciendo la relajación se refuerzan las defensas del organismo para que el cuerpo refuerce sus capacidades de autosanación y pueda resolver trastornos de sueño, enfermedades circulatorias y el síndrome “burn out” o “estar quemado”.

El canto, además de ser una de las formas más antiguas de expresión del ser humano, permite descargar energías malignas y  decirle adiós al estrés que si, por el contrario, quedara contenido en el organismo favorecería el desarrollo de enfermedades.

Cualquier actividad artística o recreativa en la cual nosotros podamos mostrar nuestras habilidades y liberar nuestros dotes de artista contribuye favorablemente para la salud.  
Además constituye una buena forma de alejarnos de los problemas cotidianos y de las presiones habituales.
Si alguna vez te preguntaste por que los cantantes se ven tan bien, aqui hay algunas razones.  

Los beneficios a la salud del canto esta bien documentadas.
  • Cantar mejora el Animo. Libera los mismos químicos en el cerebro que el sexo y el Chocolate.
  • Es muy efectivo para liberar el stress y mejora el sueño.
  • Al cantar liberas endorfinas analgésicas , ayudándote a olvidarte del dolor.
  • Mejora tu postura
  • Aumenta la capacidad pulmonar
  • Cantar limpia los senos nasales y los conductos respiratorios.
  • Tu atención Mental mejora
  • Cantar ejercita tus músculos faciales y abdominales
  • Aumenta tu sistema inmunológico , ayudando a combatir enfermedades y aumentar la esperanza de vida.
  • Aumenta tu confianza.  

Consultas: vosytuvoz@outlook.com