CANTO | En qué se diferencia la técnica americana y alemana con las tradicionales?

Muchos cantantes al abordar las partes más complejas de una canción, sienten que lo que les falta es el aire y es ahí donde nacen varios malentendidos, tanto para el cantante como para las escuelas tradicionales de canto que, pretendiendo solucionar este problema, se focalizan en ejercicios específicos para mejorar la respiración.

A partir de los conceptos que introduce tanto la Técnica Americana como la Alemana de Canto, sabemos que la respiración no es el problema.
El verdadero problema radica en el mal aprovechamiento del aire.

Si se coordinan correctamente las cuerdas vocales, se puede lograr una vibración eficiente sin que se produzcan fugas de aire innecesarias.
Las fugas de aire se acentúan particularmente cuando se canta en los extremos: en las notas más agudas o en las más graves, al cantar muy fuerte o, por el contrario, muy suave y, sobre todo, al cantar en falsete es usual que se derroche tanto aire que no se llegue a completar la frase o se llegue demasiado exigido.

Para mantener una vibración eficiente, la coordinación de las cuerdas vocales debe ir variando. Esto se logra modificando la interacción de los pequeños músculos que las coordinan. Si no se generan estos cambios, al ir hacia los extremos, se termina sobre exigiendo la voz.

Las técnicas tradicionales enseñan a amplificar el sonido, a embellecerlo y lograr aumentar las capacidades aumentando el esfuerzo muscular, pero solo corrigiendo donde nace la voz vamos a lograr los mejores resultados. Y esto se logra primero que nada comprendiéndolo.
Dado que para la mayoría sigue siendo un secreto sin descifrar, terminan exigiendo las cuerdas y usando aire en exceso. El resultado es que con las técnicas tradicionales se logra que sólo unos pocos canten realmente bien y los demás solo superficialmente.

Por el contrario con las técnicas americanas y alemanas todos podemos lograr los resultados que antes lograban unos pocos y perfeccionarnos aun por encima de los que lo hacen en forma intuitiva.
Estas técnicas logran que cualquiera que quiera cantar y ponga esfuerzo para aprender pueda lograrlo a su debido tiempo.

El objetivo de esta técnica es lograr una eficiencia en la vibración durante todo nuestro rango vocal.
Esto se logra perfeccionando la coordinación de las tres partes involucradas en generar la voz que son:
  • La presión de aire necesaria para mantener a las cuerdas vibrando eficientemente.
  • La coordinación de éstas para producir las alturas e intensidades que transforma la presión de aire en energía sonora.
  • Una eficiente amplificación de esa vibración pura en nuestros resonadores alojados en la cabeza.
El balance de estas tres partes y su coordinación, dan lugar a una producción de sonido potente y rica en armónicos dando lugar al nacimiento de nuestra verdadera voz.

Perfeccionando esta técnica podremos interpretar cualquier estilo de música con la misma facilidad que lo realiza el interprete original, por mas difíciles que veamos a algunos de ellos e iremos dándole forma a nuestro estilo y personalidad.