Beneficios de la música en tu cuerpo y alma

La Real Academia Española define la música como “una sucesión de sonidos modulados para recrear el oído” y como la unión de la melodía, el ritmo y la armonía.

Más que una unión de sonidos, es un alimento para la mente y el alma. Ya lo decía Platón: “La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”.

¿Cuántas veces has sentido que tu mal humor o tristeza desaparecen ante la presencia de la música? Cada vez existen más razones para hacerla parte de tu vida. Distintos estudios han revelado los múltiples beneficios que puedes experimentar si tomas una dosis musical diaria. Estos son algunos de ellos:

1. Es buena para el corazón:
Y lo decimos en sentido literal, el Cardiólogo Predrag Mitrovic afirma que la música cura y refuerza nuestro corazón. La selección del género musical, la tonalidad y el tempo de una composición impulsa la secreción de las endorfinas, y esto genera efectos positivos en los pacientes con enfermedades cardíacas. Según el médico, un par de dosis de 12 minutos de música diaria son suficientes para poner en marcha los mecanismos en el organismo que nos hacen sentir mejor.

2. Modifica nuestra percepción y estado de ánimo:
Dependiendo de las canciones que elijamos y el momento que estemos viviendo, la música puede ayudarnos a pasar de la tristeza a la alegría (y viceversa) en un par de minutos. A través de ella podemos encontrar un medio de expresión que nos permite exteriorizar lo que pensamos y sentimos. Un estudio realizado por el investigador Jacob Jolij Meurs Maaike, de la Universidad de Groningen, explica que la música puede afectar la forma en que percibimos el mundo.

3. Aumenta la resistencia física:
Si no eres fanático de los deportes o consideras que no tienes suficiente resistencia para practicarlos, deberías intentarlo con un poco de música de fondo. Un grupo de científicos de la Universidad de Brunel reveló a través de un estudio publicado en Journal of Sport & Exercise Psychology que escuchar algunos estilos de música, especialmente rock y pop, son ideales para que rindas mejor al hacer ejercicios físicos. Tu resistencia podría aumentar hasta un 15%.

4. Alivia el dolor crónico:
La ciencia lo confirma. Un artículo publicado en Journal of Advanced Nursing arrojó que la música puede reducir el dolor crónico en un 21%. En el texto se indica que 60 pacientes participaron en un ensayo clínico controlado y se subdividieron en dos grupos: los que escucharon música y los que no. Los resultados revelaron que las personas que escucharon música por una hora cada día durante una semana mostraron una mejoría en los síntomas físicos y psicológicos, a diferencia de quienes fueron privados de la música.

5. Nutre tu vocabulario:
Si además de disfrutar escuchando música tocas algún instrumento, tenemos buenas noticias para vos. Según un estudio realizado por Nina Kraus, de la Universidad Northwester, y publicado en la revista Nature Reviews Neuroscience, durante el entrenamiento para ejecutar algún instrumento se establecen conexiones neuronales que benefician la comunicación humana,  mejoran el vocabulario y  aumentan la capacidad de lectura.

El escritor León Tolstói decía que la música es la taquigrafía de la emoción y los avances científicos nos han demostrado que esta sucesión de sonidos no solo es ideal para expresar las emociones, sino también para moldearlas y mejorarlas. 

¿Estás preparado para tomar tu dosis de música diaria?